La Degeneración Macular o la Degeneración Macular Relacionada con la Edad (DMAE), es la principal causa de pérdida de visión en personas mayores de 60 años.
Es una enfermedad que destruye la agudeza visual central, la cual es necesaria para ver los objetos con claridad y hacer actividades como leer o conducir.
La enfermedad afecta la m
Mácula, que es la parte del ojo que permite ver los detalles con claridad. No duele, pero provoca la muerte de las células de la Mácula.
Existen dos tipos: La Degeneración Macular Húmeda, y la Degeneración Macular Seca.
La Degeneración Macular Húmeda, ocurre cuando nuevos vasos sanguíneos anormales crecen bajo la Mácula. Éstos nuevos vasos frecuentemente gotean sangre y líquido, el cual va alterando y dañando la Mácula rápidamente. Uno de los primeros síntomas es la visión borrosa.
La Degeneración Macular Seca, ocurre cuando las células de la m
Mácula sensibles a la luz se deterioran lentamente, produciendo pérdida de la visión central. Uno de los primeros síntomas es ver torcidas las líneas rectas.
Los exámenes oculares integrales en forma regular, pueden detectar una Degeneración m
Macular antes de que la enfermedad cause una pérdida de visión.
El tratamiento puede hacer más lento el avance del deterioro de la vista, sin embargo, no recupera la visión.