El albinismo es un conjunto de condiciones congénitas heredadas que generalmente se caracterizan por la ausencia o disminución de pigmento (melanina) en la piel, los ojos o el pelo.

Las personas albinas pueden presentar  alteraciones visuales, tales com:, falta de agudeza visual, visión nocturna o en penumbra reducida, visión estereoscópica (binocular, en tres dimensiones) limitada o reducida y nistagmo. 

El grado de afectación de cada una de las anomalías visuales es variable, en función del tipo de albinismo y de cada persona.